jueves, 31 de julio de 2008

La heredera de la soja

Alberto L. D'Andrea.
El Federal. 28/02/08
El Sol constituye una fuente de energía casi inagotable. Suministra a la Tierra 15.000 veces más energía de la consumible en todo el planeta y según estimaciones continuará enviándonos sus rayos solares, como mínimo, unos cinco mil millones de años más. Las microalgas fueron los primeros organismos con capacidad de fotosíntesis y uno de los principales agentes en la creación de la actual atmósfera terrestre. El aprovechamiento de la radiación solar para producir cereales y/o microalgas es muy eficiente, pero la superficie terrestre apta para cultivos es muy limitada. Las microalgas, en cambio, pueden crecer en medio acuoso, en piletones ubicados en tierras áridas, no necesitan herbicidas y permiten utilizar aguas subterráneas, de río o de mar. Se destacan por su alta eficiencia fotosintética, rápido crecimiento, posibilidad de ser cultivadas en gran escala, costo asociado con su cultivo y transporte relativamente bajo comparado con los cereales, crecer en condiciones no aptas o desfavorables para los cereales, ser capaces de producir mucho más a igual superficie y fijar grandes cantidades de C02, lo que facilita su reducción en la atmósfera.La soja es un commodity codiciado tanto por su valor proteico como por el de su aceite utilizado en constante aumento para la fabricación de biodiésel. Los productos alimenticios básicos más comunes derivados de la soja, dependiendo de su contenido de grasa y proteína, se pueden clasificar en: harinas y sémolas de soja (proteína 35-50 por ciento), concentrados de soja (proteína 70 por ciento) y aislados de soja (proteína 90-95 por ciento).La Sucesora. La microalga spirulina es una primitiva alga unicelular que contiene en promedio entre 60-70 por ciento de proteínas de fácil digestividad, 15-25 por ciento de hidratos de carbono, 7-13 por ciento de minerales y una importante cantidad de vitaminas. La spirulina en polvo es un alimento integral. Por su valor nutritivo y bajo costo se la recomienda para tratamientos de poblaciones con fuerte grado de desnutrición. La necesidad de obtener aceite para biodiésel a gran escala tecnológica llevó a experimentar con distintas microalgas en condiciones particulares para producir entre un 50-70 por ciento de su peso seco de aceite. La empresa PetroSun acaba de anunciar la disponibilidad tecnológica de tales procesos y la instalación de tres plantas para obtener grandes cantidades de aceite de microalgas en Estados Unidos, una en México y una en Brasil durante el corriente año. Hasta ese momento los algacultores trabajan en pequeña-mediana escala fundamentalmente para elaborar productos farmacéuticos. Así empresas de los Estados Unidos como Earthrise Farms y Cyanotech cultivan spirulina y la comercializan como suplemento dietario de gran valor nutricional. El desarrollo de tecnologías para el cultivo de microalgas a gran escala, como lo requiere la obtención de aceite para la producción de biodiésel a precio competitivo, indirectamente está proveyendo la tecnología necesaria para un cultivo masivo de la microalga spirulina. Al igual que la soja, distintas microalgas nos pueden dar proteínas y aceite. La ventaja en la producción de proteínas está en la factibilidad de utilizar tierras no aptas para cultivo, en su velocidad de crecimiento, en evitar los herbicidas y en la factibilidad de emplear tanto especies de agua dulce como salada.La posibilidad de instalar en el mundo un ejército de pequeños-medianos algacultores, conjuntamente con la de producir industrialmente proteínas a gran escala, elevará a la spirulina a la categoría de un nuevo commodity. El sol, que brilla para todos, ilumina el camino del abastecimiento proteico: soja y/o microalgas.

No hay comentarios: